Como pedir matrimonio

 

Cómo pedir matrimonio

Una vez tienes claro que quieres dar el paso de proponerle al amor de tu vida que pase el resto de sus diás contigo, te puedes encontrar con la duda de como hacerlo. ¿Cómo se pide matrimonio?

Hoy en día la comunicación entre las parejas suele ser mucho más abierta y con menos tabúes. Seguramente ya ha surgido el tema alguna vez sin llegar a una propuesta en firme, por lo tanto lo más probable es que ya sepas por donde irán los tiros de su respuesta. Debes tener cierta seguridad de que habéis alcanzado los dos ese momento en la relación. Si es así, quítate ese “runrun” de la cabeza y concéntrate en cómo ejecutarlo para que sea una experiencia especial que recordeis para siempre.

 

Diferentes formas de pedir matrimonio

toc]A nosotros, como fotógrafos de bodas, nos gusta escuchar y conocer bien a nuestras parejas, hemos oído muchas formas de hacerlo y realmente existe una infinidad de maneras, tantas como nuestra imaginación nos permita.

Antes de comenzar detente un momento a pensar un poco: La forma en que se lo pidas depende en parte de la personalidad de la persona a la que va dirigida tu propuesta, de si es extrovertida o introvertida, recuerda que la idea no es hacer que pase un mal rato, sino que lo recuerde con emoción y orgullo. Sobre todo, y hacemos mucho énfasis en esto, depende de cómo seas tú y del mensaje que quieres añadir a tu petición.

Puedes optar por mantenerte en tu zona de confort por lo que lo tendrás todo mucho más controlado, o puede que quieras marcarte un reto que vaya en contra de tu forma de actuar habitual para transmitir la idea de que estás dispuesto o dispuesta a hacer todo por esa persona. Comienza por elegir que camino vas a escoger en función de tu forma de ser. 

 

Las 15 mejores frases para pedir matrimonio

Si necesitas ideas sobre que decir, aquí tienes una lista de las 15 mejores y más originales frases para pedir matrimonio que hemos encontrado y escuchado.

Hay algunas que funcionan muy bien si abres un tema que, a priori nada tiene ver con el matrimonio y cuando llevéis unos minutos de conversación puedes derivarlo hacia esa frase que cerrará la conversación y dará a tu pareja una sorpresa inesperada. Comprenderá entonces que llevas preparando un tiempo el terreno y se sentirá muy especial. El secreto del éxito está siempre en hacer que se sienta especial y muy afortunado/a.

No es necesario que las calques, puedes adaptarlas a ti, pero seguro que te sirven de inspiración y así vas tachando tareas que hacer para el gran día.

 

  1. Sabes que los pingüinos cuando eligen a su pareja lo hacen para toda la vida: ¿quieres ser mi pingüino?

 

  1. Mi destino está a tu lado, ¿te casarías conmigo?

 

  1. Hoy quiero tomar la decisión más importante de mi vida y quiero hacerlo junto a ti. ¿Quieres casarte conmigo?

 

  1. Sé que esto te puede sonar cursi o quizás pienses que te gasto una broma. Pero necesito decirte cuánto te quiero y que soy feliz el tiempo que paso a tu lado. No quiero dejar de ser feliz nunca, ¿quieres casarte conmigo?

 

  1. Te miro y sé que jamás voy a sentir esto por nadie más… te miro y sé que me encantaría casarme contigo.

 

  1. Me encantas ¿Lo entiendes o te lo explico en el altar? ¡Cásate conmigo!

 

  1. Te quiero… eres mi mejor locura, mi mejor aventura y mi vida entera. ¿Te casas conmigo?

 

  1. Tengo un montón de planes para el futuro, quiero hacer muchas cosas y visitar muchos lugares, pero de nada me sirven todas estas aventuras si no puedo vivirlas junto a ti… ¿quieres casarte conmigo?

 

  1. Quizá te parezca una locura, pero nunca he tenido nada más claro: quiero pasar el resto de mis días junto a ti. ¿Quieres casarte conmigo?

 

  1. El pasado es algo que dejó de importarme el día en que te conocí… ¿quieres ser mi futuro?

 

  1. Te amo como para casarme mañana contigo… ¿te atreves?

 

  1. Mi lugar favorito en el mundo es la cama…; el momento en el que despierto a tu lado. ¿Quieres amanecer conmigo el resto de tus días?

 

  1. No sé tú, pero ¡yo tengo unas ganas locas de casarme contigo!

 

  1. Quiero ver tu sonrisa cada mañana al despertar y quiero hacerlo el resto de mi vida ¿te quieres casar conmigo?

 

  1. ¿Sabes que me haces feliz? He decidido que quiero ser feliz el resto de mi vida. ¿quieres casarte conmigo?

 

 

12 ideas para pedir matrimonio

Ahora vienen las ideas, con esto no tienes excusas y seguro que encuentras la que encaje mejor con vosotros. Incluso puedes combinar varias para hacerlo aún más original. Queríamos añadir opciones para todo tipo de parejas, así que algunas son muy sencillas de llevar a cabo y otras requieren de más preparación o más inversión. 

 

1. Pedir matrimonio durante un viaje

Hacer una propuesta de matrimonio estando de viaje es algo que se ha vuelto un clásico. Ya será especial porque estaréis fuera de vuestro entorno cotidiano y eso le dará un plus de emoción y aventura.

El lugar del viaje depende mucho de vosotros. Hay ciudades que son románticas de por sí en el imaginario de todos debido al cine y la literatura. Tal vez visteis una película en la que los protagonistas se declaran amor eterno en un lugar concreto. Otras tendrán un significado para vosotros, bien porque ya hicisteis un viaje increíble a ese lugar, porque os conocísteis allí o porque lleváis planeando visitarlo desde hace mil. Podríamos mencionar los más habituales: París, Florencia, Roma o New York, pero tal vez un viaje a esquiar a Granada o una casa rural en Cantabria pueda ser perfecto para vosotros, seguro que entiendes por dónde vamos.

A tener en cuenta durante el viaje: Si tienes pensado hacerlo durante un viaje, no planifiques hincar la rodilla el primer día. Un viaje en coche, tren o avión suele ser agotador, daos a los dos, al menos, una noche para descansar además de salvar imprevistos como retrasos en los vuelos, etc. Haz todo lo posible porque ese día brille la energía positiva.

 

 

2. Con música

La música prepara los sentidos y puede magnificar hasta el más pequeño detalle. ¿Qué tal un cuarteto de cuerda, unos mariachis o una balada rock?. Otra opción es una canción personalizada que hable de vosotros. En este enlace tienes una empresa que se dedica precisamente a esto último. https://canciona.com/ 

Estamos seguros de que os faltarán pañuelos para las lágrimas que habrá. ¿No te parece emocionante?

 

3. El lugar donde os conocisteis

Como ya hemos dicho, la idea es hacer que se sienta especial y ¿qué hay más especial que el que tú recuerdes los detalles de cómo os conocisteis e intentes recrear la situación? Incluso si recuerdas cuáles fueron vuestras primeras palabras se derretirá cuando se las repitas y le digas “¿Recuerdas? Este día fue un antes y un después en mi vida porque te encontré y quiero continuar así para siempre.”

Pedir matrimonio en un viaje

 

4. A través del espejo

Esto lo hemos visto en películas y nos parece sensacional si lo combinas con la idea del viaje, es de lo más romántico y al mismo tiempo sencillo ¿Imaginas si escribes la pregunta en el espejo del hotel donde sabes que se va a mirar antes de que salgáis a cenar?

 

5. Con luces

Con las luces hay mil ideas dependiendo del presupuesto que tengas. Puedes contratar una proyección en un edificio donde se pueda leer “¿Te quieres casar conmigo? Visualiza que vais los dos por la calle y de buenas a primeras aparece la pregunta en una fachada. Si no le pones nombre, no se imaginará que lo has preparado tú, hasta que te arrodilles. En ese momento le temblaran las piernas. De película totalmente.

Otra idea mucho más económica pero igual de mágica es preparar unas guirnaldas de luces que formen las palabras y prepararlo en un lugar donde esté todo oscuro y no pueda percatarse siquiera de que hay luces. Las puedes encontrar a muy buen precio con mando a distancia incluido en AMAZON. Puedes usar el salón de casa. Quitas las bombillas de las lámparas antes de marcharte y que piense que hubo un corte de luz cuando lleguéis de cenar. Verás la cara que pone cuando conectes las luces. 

Si no se te da bien la decoración solo tienes que mirar en pinteres para encontrar ideas similares.

 

6. Escribiendo una historia

Si no quieres complicarte demasiado, una opción que también nos parece muy original es regalarle un libro personalizado con vuestra historia resumida y como habéis llegado hasta este momento. Lo puedes hacer tú si eres muy manitas, pero existen especialistas. Te ponemos un enlace pero si buscan un poco, mr. google te encontrará muchas opciones. https://www.ludobooks.com/libro-para-enamorados/

Pedir matrimonio con una historia

 

7. Pedir matrimonio con ayuda de vuestra mascota

Si tenéis mascota y quieres que sea partícipe, puedes simplemente amarrarle al collar, bien un anillo, una nota o similar. (Más adelante vamos a hablar del asunto del anillo, etc.)

 

8. Con ayuda de tus hijos

Si tenéis hijos en común o incluso aunque no sean comunes pero hay una fuerte conexión con ellos, también puedes pedirles que participen. 

 

9. Una sesión de fotos de pareja

Esto no podía faltar siendo nosotros fotógrafos. Hacemos muchas sesiones de fotos de pareja aunque no haya boda de por medio. Os podemos asegurar que se lo pasan pipa y siempre al finalizar acaban el uno teniendo unas ganas tremendas del otro. No son nada posadas, sino naturales y divertidas. Simplemente un paseo por el campo o la playa al atardecer, en intimidad solos con nosotros. ¿Qué te parece si preparamos algo que mole y en el momento en que estéis más acaramelados, (que lo estaréis) haces la pregunta? Imagínate que además de un compromiso te llevas unas fotos fantásticas con la expresión de su cara. Es algo que volveréis a disfrutar mil veces el resto de vuestra vida.

Sesión de pareja

Fotos de pareja en la playa 24

 

10. Con ayuda de los amigos

Los amigos son un recurso magnífico, puedes hacerlos partícipes de muchas formas. Un flashmob puede ser una de ellas, no importa que no bailes bien, aquí cuenta sobre todo la intención. Si sois extrovertidos y os encanta ser el centro de atención, esto es lo vuestro. Requiere de un tiempo de ensayo a escondidas y de unos cómplices entregados, pero merece la pena y aquí es casi imposible responder que no. Mira estos ejemplos. Podríamos estar todo el día mirando uno tras otro sin cansarnos porque siempre terminamos con una sonrisa de oreja a oreja.

 

 

11. Pedir matrimonio de forma electrónica

También hay muchas variantes, pero lo ideal es que te lo curres. Un mensaje de vídeo largo donde participen amigos y familiares contando o cantando algo y que al final aparezcas tú con la propuesta de matrimonio, puede ser muy divertido y además lo conservará para siempre.

 

 

12. Juego de pistas

¿Y si le dejas dejas una nota en casa para que la encuentre cuando llegue y le proponga un reto para encontrar la siguiente pista?, algo así como una gincana. Esto lo puedes elaborar tanto como quieras, al final estarás tú esperando o incluso antes el vídeo que has hecho con la opción anterior para hacerle la propuesta. 

 

El anillo

Desde que el archiduque Maximiliano de Austria le entregó el anillo de compromiso con diamantes a María de Borgoña, en 1477, para pedirle que se casara con él, inició una tradición que para algunos pareciera que se ha convertido en ley. Pero los tiempos han cambiado, hoy día no tiene porque ser un chico el que le pida matrimonio a una chica. Nadie tiene porque esperar que le propongan matrimonio si se siente con ganas de hacer la pregunta. 

Por todo esto, el anillo es solo una opción más y no la única. Si quieres prescindir de él o cambiarlo por algo más acorde a su personalidad, adelante. Por ejemplo, si vas a pedirle matrimonio a un hombre al que no le gustan los anillos pero quieres regalarle algo, una alternativa genial puede ser un buen reloj. Incluso si aún así quieres regalarle un anillo ya hay joyerías que tienen opciones de anillos de compromiso para hombres. 

No vamos a entrar en los tipos de anillos porque solo hace falta “googlear” anillo de compromiso para atiborrarte de ideas y opciones.

Consulta directamente con los profesionales que te asesorarán en todo lo que necesites. 

 

Conclusión y últimos consejos para tu propuesta de matrimonio

Como ves a poco que te pongas a investigar encontrarás lo que vaya mejor con vosotros, no dejes pasar la oportunidad de crear un momento único para los dos.

Un día antes de la propuesta tomate un tiempo para ti. Una ducha larga de agua caliente, un día de vacaciones incluso. Esto te ayudará a sentirte más tranquilo/a al irte a la cama esa noche.

Elige la indumentaria que llevarás con tiempo para que esté impecable, pero recuerda algo importante, haz énfasis en el tú. Si no es habitual que vayas vestido de traje y corbata o con un vestido deslumbrante, entonces no lo hagas para esta ocasión. Esto no se trata de aparentar, va de pedirle a tu persona favorita que pase el resto de su vida contigo, así que usa lo que mejor refleje tu personalidad.

Por último, seguro que después de haber organizado algo precioso, quieres recordar para siempre tal como fué, cuéntanos tu idea y vemos como lo planificamos para que ella o él no sospeche nada. jijiji

Suerte con tu proposición, disfrútala y cuando te diga SÍ, nos encantaría saberlo y estar con vosotros en vuestra boda. Pincha aquí para ver como podría ser en alguno de nuestros trabajos y empieza a fantasear con la idea.

Comments are closed.

error: .