Nosotros

Los chicos de las cámaras

Hola, si ya estás aquí, no es necesario que te digamos que somos fotógrafos de boda, significa que ya has visto las fotos y ahora quieres saber algo más de quien está detrás de ellas. Lo que tal vez no sepas aún es que, no solo documentaremos tu boda, sino que estaremos ahí para lo que necesites: somos consejeros geniales para novias en momento de nervios, o si te lías con la corbata o si te pincha el coche en el último momento, ahí estaremos nosotros para ayudaros porque, una vez llegado el día, ya os consideramos amigos antes que clientes, ese es el espíritu que vamos a transmitir. También te avisamos que nos encanta bailar con las madres y con las abuelas, nos sale natural tenerlas de compinches, además de que somos entusiastas catadores de champán con fresas.

Hace más de 20 años que estamos juntos como pareja, en 3 meses desde que nos conocimos estábamos viviendo juntos de alquiler y 6 meses después nos compramos una casa juntos. Hay veces que cuando lo sabes, lo sabes.

En lo que respecta al tiempo libre, tenemos gustos diferentes, fanáticos de nada y apasionados de muchas cosas: a uno le chifla la jardinería, la repostería y todo lo que tenga que ver con crear con las manos y al otro los videojuegos, la lectura y el cine.

Pero, si hay algo que valoramos los dos, es el tiempo que pasamos con la gente que amamos, nos fuimos a vivir al campo y aun así rara es la semana que no recibimos un par de visitas. : )

Y es que los mejores momentos de tu vida están construidos junto a la gente que amas. Ese es uno de los motivos para dedicarnos a la fotografía de los recuerdos. Nuestra memoria es mucho más frágil de lo que suponemos y la fotografía nos ayuda y nos motiva a fijarla para siempre.

¿No os gusta mirar a vuestras madres cuando ojean un antiguo álbum de cuando erais pequeños? ¿Te has fijado en como les brillan los ojos? Eso no tiene precio.

Así que, después de años en trabajos que no nos llenaban, decidimos dar el salto y abandonarlo todo por este proyecto hasta que lo hicimos realidad. Primero pasión y luego formación es lo que nos ha llevado a tomar parte en la vida de gente maravillosa a través de nuestra fotografía.

Un pecado: Los donuts y la Cheesecake.

Una debilidad: Nuestros sobrinos Fernan, Fran, Diego e Iván.

Nosotros y las bodas
error: .